vanessa belmond

Ex estrella del porno español nos cuenta lo que hay detrás

La ex Pornstar Vanessa Belmond, confiesa los horrores de la industria de la pornografía y por todo lo que tuvo que pasar mientras trabajo en porno español.

La ex estrella  del porno Vanessa Belmond, de 25 años, quien se alejó de la industria de la pornografía después de siete años trabajando duro y todo, por culpa de lo oscuro que esconde este tipo de industrias pornográficas como de xnxx.com.

vanessaEsta actriz fue una auténtica bomba sexual en España y se fue a Inglaterra en busca de nuevas aventuras, en donde se metió en un reality británico llamado:” Date My Porn Star.”

Belmond comenzó con 18 años en la industria del porno y ahora con sus 25 años trabaja de voluntaria junto a una organización de campañas contra la pornografía llamada antipornography.org.

Vanessa dice: este trabajo era un trabajo duro, me sentía repudiada por compañeros, amigos y familiares. En realidad, nadie quiere salir con una estrella de la pornografía o con una escort. En cuanto a todo el asunto de la familia y tener hijos, los chicos te dicen, ¿quién va a querer tener niños con una ex estrella del porno?

Y esto es algo muy difícil para mí y para muchas mujeres que se encuentran en mi misma situación, puesto que aunque ya ha pasado tiempo desde que me salí del negocio del sexo, mis imágenes y mis videos siguen presentes por todo internet.

Esto es como tener una clase de virus o alguna enfermedad que nunca desaparece.

“Pensé que iba a hacer soft-core (porno) y que iba a modelar simplemente desnuda, pero no funcionó de esa manera “, se lamentó Vanessa.

Ella ha querido compartir con nosotros otra versión del negocio del sexo, hablando del lado oscuro del glamuroso mundo de la industria del porno.

Ella dice que se crio dentro del seno de una familia muy católica y que puede ser que esto le haya puesto impedimentos a la hora de ejercer su trabajo o “ciertos trabajos”.

En España, más del 87 por ciento de los hogares tratan la pornografía como un problema, mientras que una encuesta realizada en el 2006 mostró que el 50 por ciento de todos los cristianos y el 20 por ciento de todas las mujeres cristianas declararon haber sido adictos a la pornografía.

“En mi primera escena de sexo pille clamidias. Yo estaba como ‘Oh, Dios mío, esto es tan grave.” Volví a tener clamidias probablemente, tres o cuatro veces más.”

“Tenía la gonorrea. Había muchísimas infecciones bacterianas entre las actrices que manteníamos sexo, cosa que no debería de pasar.”

También destacó que tuvo que hacer cosas dolorosas que ella veía como “antinatural”, como hacer sexo anal y sexo con diferentes hombres a la vez.

“En mi primera escena anal tuve que tomar analgésicos, ya que la penetración era muy dolorosa. Yo tenía una gran cantidad de desgarros vaginales y anales. “

Tener relaciones sexuales con varios hombres a la vez fue particularmente difícil para ella.

“De hecho, empecé a sangrar durante una de las orgias”, dijo. “Mentalmente es bastante difícil porque es como si estuviera haciendo algo tan poco natural. Estas dejando que cuatro, cinco, seis, siete u ocho hombres tengan relaciones sexuales contigo. Eso no es una cosa natural.”

Pero Vanessa también nos comentó que no todo fue malo. Trabajó en muchos sitios donde fue respetada y donde se hacían pruebas cada dos por tres para que los actores y actrices no cogieran ningún tipo de enfermedad.

Vanessa comenta: El porno en España no es tan malo como parece. Es una industria donde te tratan con respeto, como una profesional. Puedes hacer tu trabajo y despues de terminar irte con tus compañeros a tomar una cerveza tranquilamente.

Mis problemas empezaron cuando salí de España.

También creo que mi forma de pensar y haber crecido dentro de una familia tan cristiana, me ha hecho ver que estaba realizando algún tipo de pecado al acostarme con estos hombres o mujeres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *