Usos cosméticos de la glicerina

barra de jabon de glicerina

Que el aceite de oliva es saludable y básico en la dieta mediterránea es conocido por todo el mundo, pero también puede tener otras utilidades como por ejemplo la elaboración de productos terapéuticos y cosméticos. A partir de la Glicerina podemos hacer muchas cosas como por ejemplo jobones. Es así la Glicerina ya supone un elemento clave para muchos usos. 

No es ningún descubrimiento porque nuestros antepasados ya hacían ungüentos con aceite de oliva, pero sí que es una novedad que se monto una pequeña empresa que produce y comercializa cosmética ecológica y de kilómetro cero. Esto es el que hacen tres emprendedoras de la Terra Alta, Griselda Martínez, Montse Subirats y África Trilla, con la emprendida Caricias de Aceite, un proyecto empresarial que arrancó el 2010 y que ahora está a punto de hacer el gran salto.

glicerina

Si hasta ahora la venta de sus productos se ha hecho principalmente en ferias, donde han tenido mucha aceptación gracias al boca-oreja y a la difusión realizada a través de las redes sociales, en pocos meses empezarán la comercialización en establecimientos comerciales y en linea. Tienen la licencia de actividad de laboratorio cosmético, pero los falta el certificado de sanidad y de producto ecológico, un sello que aseguran que, cuando lo tengan, los permitirá exportar.

“Tenemos hechos muchos contactos y hay clientes que esperan nuestra producción. Somos la única empresa catalana que hace cosmética con aceite de oliva al 100%”, asegura Martínez. Caricias de Aceite tiene dos líneas de producto: una de terapéutica y la otra de cosmética. Para hacerlo, aprovechan los recursos de la zona, recientemente declarada reserva de la biosfera. La glicerina está muy presente en todos estos recursos.

“El aceite de oliva ecológico es la base de nuestros productos, a los cuales añadimos otros aceites de almendra, avellana, sésamo, rosa mosqueta, etcétera, así como plantas que recolectamos en el Parque Natural de los Puertos y ponemos a macerar”, explica Subirats. Romer, timón, manzanilla, salvia y calèndula son las principales plantas que recogen. “Sólo trabajamos con plantas catalanas típicas del clima mediterráneo, que tienen las propiedades más concentradas porque son de secano y absorben el calor”, comenta Subirats.
La empresa de la Terra Alta elabora a su laboratorio de Prat de Comte una treintena de productos distintos, todos naturales al 100%. No utilizan aceites minerales, ni parafinas, ni perfumes sintéticos o colorantes artificiales, así como  glicerina, ni están testados con animales (aunque no son perjudiciales para ningún ser vivo).

Las socias de Caricias de Aceite apuestan por los productos de alta calidad con materias primeras agrícolas del área, cosa que favorece el intercambio comercial con productores de la zona. “Más de un 90% de nuestra producción está elaborada con productos de kilómetro cero”, señala Martínez. De hecho, el aceite de oliva de primera prensada en frío que usan es de producción propia, de las fincas familiares que producen olivas de las variedades panisello y empeltre. “Convencimos nuestros padres porque convirtieran la explotación en ecológica”, comenta Subirats.
El proyecto empresarial nació por la necesidad de disponer de productos artesanales para sus criaturas, y la línea infantil, Caricias Maravilla, especial para pieles sensibles con calèndula y sin aceites esenciales, es una de las que tiene más demanda. Tienen un aceite para hidratación infantil y un bálsamo para el cambio de pañal. El alcohol de golpe y el bálsamo para las picaduras de insecto (incluyendo la mosca negra) son otras de los productos más demandados de Caricias de Aceite, que también tiene tónicos faciales y corporales, aceites antiestries, anticel·lulítics y reductores, así como un aceite postafaitat y un tónico facial para hombres.
Conciliar la vida laboral y familiar era complicado para las promotoras del negocio –una es enfermera y la otra, educadora social (una de las socias mantiene todavía su trabajo)–, por lo cual optaron para crear su propia empresa. Paralelamente al proyecto empresarial, han hecho múltiples cursos y talleres de cosmética natural y terapias alternativas. También se han formado como educadoras de masaje infantil e imparten cursos, en que evidentemente se utilizan sus aceites. Incluso, la Asociación Española de Masaje Infantil (AEMI) recomienda los productos de Caricias de Aceite.
Como emprendedoras lamentan la multitud de trabas burocráticas con que han topado por el camino, y que, consideran, provocan que otros emprendedores abandonan el proyecto empresarial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *