Beneficios de ducharse con agua fría

5/5 - (1 voto)

Ducharse con agua fría para la mayoría de las personas en el mundo es una situación muy placentera, la cual tratan de completar al menos dos veces al día, aunque en el verano puede darse en muchas ocasiones por las altas temperaturas que hace.

Más allá de ser una actividad placentera, ducharse con agua fría tiene una serie de beneficios que ayudan a nuestro cuerpo y que conscientemente no conoce la mayoría de las personas, pero que seguro han disfrutado, sin siquiera saber que ha sido gracias a una ducha.

Para que los beneficios de ducharse con agua fría no pasen desapercibidos, en este artículo vamos a detallarles cuáles son estos, y que seguro motivarán a más personas a adaptar esta actividad.

Los mejores beneficios de ducharse con agua fría

Gracias al contacto con el agua fría a la hora de ducharse tu organismo disfrutará de muchas ventajas, así que presta mucha atención a los siguientes apartados, que seguro te hará querer seguir con este hábito, mientras que a otro los motivará a adoptarlo en sus vidas.

1.       Ayuda a despejar la mente

Uno de los grandes beneficios que tiene el ducharse con agua fría es que esta actividad ayuda a que te actives y a que tu mente se despeje, ya que los receptores térmicos y las neuronas que tienes en la piel se encargarán de enviarle las señales necesarias al resto del cuerpo para que se active, y eso solo es posible por la reacción al frío.

Con este beneficio de ducharse con agua fría, entenderás por qué tú y muchas personas cuando van a comenzar el día o a hacer una actividad, necesitan primero una ducha rápida para poder activarse, así que ahora lo harás sabiendo que esto será posible.

2.       Contribuye de forma positiva con el estado de ánimo

Otro de los beneficios que tiene ducharse con agua fría es que influye de manera positiva en nuestro estado de ánimo, gracias al choque térmico entre el agua fría y nuestro cuerpo, en el cual se produce más noradrenalina en nuestro cerebro, generando así una activación mayor y una mejoría en nuestro humor, en el nivel de estrés que tenemos, y también en la ansiedad.

Muchos estudios científicos han llegado a la conclusión de que ducharse con agua fría reduce los niveles de cortisol en nuestro cuerpo, hormona que está relacionada con el estrés, así que en los momentos en que estemos peor en ese sentido, conviene tomar una ducha fría para sentirnos mejor.

3.       Aumenta el oxígeno en nuestro cuerpo

Gracias al contacto de nuestro cuerpo con el agua fría, este comienza a acelerar nuestra respiración, ya que necesita más energía para hacerle frente al frío que estamos sintiendo, y es así como aumenta el oxígeno en nuestro organismo, pero también el ritmo de circulación de la sangre por el cuerpo.

4.       Consigue activar el sistema inmune

Ducharse con agua fría también ayuda con la activación de nuestro sistema inmune y con su mejoría, así que nuestro cuerpo estará más preparado para hacerle frente a las infecciones que podría sufrir, gracias a que podrá liberar más glóbulos blancos o leucocitos.

5.       Aumenta libido en los hombres y mejora la calidad de su esperma

Los hombres que se duchan con agua fría también tienen un beneficio adicional con esta actividad placentera, y es que influye en su fertilidad, ya que el frío estimula su secreción de testosterona, que a largo plazo tendrá un efecto en su libido y en la capacidad de respuesta sexual de estos.

6.       Mejora la atención

Las duchas con agua fría también son muy recomendadas para quienes quieren mejorar su atención, porque el agua fría hace que el sistema nervioso de las personas se estimule, así como también se estimula la secreción de algunos neurotransmisores de nuestro cuerpo, como es el caso de la noradrenalina, la cual es la responsable de nuestra atención y agilidad.

7.       Ayuda a mejorar el sueño

 

Si te das una ducha con agua fría antes de dormir, disfrutarás de otro de los beneficios de dicha actividad placentera, porque con ella podrás conciliar el suelo más rápido, gracias a que tu cuerpo se relajará con más facilidad, pero no conforme con esto, también tendrás un sueño de mejor calidad.

8.       Consigue que aumentemos nuestra productividad

Entre los beneficios de ducharse con agua fría también se encuentra el que esta actividad durante las mañanas, ayuda a que nuestra actividad cerebral se active, mejorando así la productividad que tendremos en nuestro sitio de trabajo o estudio, por lo que es recomendable a todos que antes de salir de casa conviertan en un hábito ducharse con agua fría.

9.       Sirve para aliviar el dolor y para desinflamar

Y para finalizar este listado de beneficios de ducharse con agua fría, debes saber que esta actividad también puede ayudarte a desinflamar un golpe que te hayas dado y aliviar el dolor que sientes, así que solo tendrás que colocar la parte afectada debajo del agua fría, o en su defecto colocarte hielo.

Cuando nos hacemos una lesión, las células en la zona lesionada exigen menos oxígeno cuando se echa agua fría, por lo que la hinchazón se reducirá, pero también puedes tomar una ducha fría para reducir dolores musculares, e incluso dolores de cabeza.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *