Cambiar de hábitos y un compuesto de té verde podrían prevenir la demencia

vaso-caliente-de-te-verde-que-ayuda-a-mejorar-la-memoria

Con el paso del tiempo y la llegada de la vejez, las posibilidades de sufrir enfermedades que afecten nuestro desarrollo cognitivo son cada vez más grandes.

El compuesto del té verde sería de gran ayuda

Según cálculos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) unas cincuenta millones de personas en el mundo tienen este padecimiento y más de la mitad de estos padecen la demencia que se conoce como Alzheimer.

Según estudios, una buena dieta y ejercicio, sumado a un compuesto que posee el té verde podrían retrasar o incluso eliminar las posibilidades de contraer este tipo de enfermedades.

El mundo de la medicina ya nos había puesto al tanto de las propiedades del té verde como una de las infusiones más saludables, que nos podría ayudar para diferentes deficiencias que podamos tener en las funciones del organismo.

Al té verde se lo ha emparentado, por ejemplo, con la reducción de peso mediante un consumo diario como suplemento dietario.

Está comprobado que las personas que beben esta infusión al mismo tiempo que cambian sus malos hábitos alimenticios por buenos, reduce mucho más las grasas corporales, que aquellas que realizan el mismo esfuerzo sin beber té verde.

Para llegar a esta conclusión, los científicos investigaron un compuesto que contiene el té verde denominado Galato de Epigalocatequina (EGCG), y con este dieron en el blanco en aquello que produce una mayor reducción de materia grasa que se aloja en nuestro organismo.

Pero parece que este compuesto también ayudaría a pacientes con otros tipos de enfermedades, como las de nuestro cerebro, que producen pérdida de memoria.

Según estudios más recientes, también puede tener una principal inferencia en los tratamientos contra las enfermedades que afectan el desarrollo cognitivo de los seres humanos, sobre todo en edades avanzadas y esto abrió una puerta al desarrollo de alternativas medicinales para el tratamiento de uno de los problemas más comunes de la vejez en la actualidad, el mal de Alzheimer.

La ingesta de este compuesto, sumada a una dieta Mediterránea seguida a rajatabla, podría detener ese deterioro en las funciones cognitivas, para hacer de la vejez de las personas algo mucho más saludable, mediante lo cual se evitaría el conocido mal de la pérdida de la memoria.

Lo más importante que podría detener este compendio entre buenos hábitos y el compuesto del té verde, sería la llegada de la demencia, si este tratamiento se aplica en las fases anteriores a que esta se manifieste.

¿Cómo sería el tratamiento?

  • Para empezar a entender el tratamiento, cabe aclarar que son los investigadores de tres centros españoles de investigaciones científicas los que barajan la posibilidad de que este tratamiento sea efectivo y están en plena fase de pruebas.
  • El tratamiento sería una combinación de diferentes disciplinas que cambien los malos hábitos de vida de las personas, sumado a la ingesta del componente del té verde, del que ya se ha demostrado que posee efectos sobre las funciones cognitivas de las personas.
  • Será un ensayo de este compendio de pasos a seguir para una vejez más saludable lo que dará el resultado final.

La pregunta es ¿en qué consistirá este ensayo?

  • Estudio Pensa es la denominación que le dio este grupo de investigadores de diferentes centros al ensayo que constará en convocar a 200 personas que estén en el rango etario de entre los 60 y los 80 años, presenten características físicas normales y sientan que están perdiendo paulatinamente la memoria.
  • Esto quiere decir que este ensayo será para aquellas personas mayores que, si bien continúan su vida de manera normal, sienten que no tienen la misma capacidad de memoria que tenían hace un tiempo atrás.
  • A estas personas se les implementará cambios drásticos en los hábitos, en los que la actividad física y una mejor alimentación diaria serán las bases principales, pero también se sumará la ingesta de este compuesto que proviene del té verde.
  • El seguimiento de este tratamiento, con exámenes de tipo físico y neurológico durante el estudio, será de un año.

persona mayor con perdida de memoria

  • De estas 200 personas que participarán de la investigación, a cien les corresponderá un programa de cambios de hábito, con la estimulación cognitiva, dieta y ejercicio, mientras que a los otros cien solamente se les recomendará llevar un estilo de vida mejor.
  • Esos dos grupos también se dividirán en dos y a uno se le propiciará el compuesto del té verde, mientras que al otro se le dosificará placebo.
  • Es importante que los participantes residan cerca del área urbana de Barcelona, para que tengan acceso a todos los estudios que se podrán realizar en los centros clínicos.

El objetivo: La prevención

Todo este estudio tiene un propósito principal que es la detección y el tratamiento de los problemas en las funciones cognitivas cuando solamente se reconocen los primeros indicios de demencia.

Llegar a una prevención de este tipo de enfermedades en un paso previo al desarrollo de la demencia o de males como el Alzheimer, sería uno de los avances más importantes en el mundo de la medicina de la tercera edad.

En el caso de que los resultados no sean los buscados, de todos modos estas personas habrán mejorado considerablemente sus hábitos y esto los ayudaría a prevenir otro tipo de enfermedades, como las cardiovasculares.

Existe un compuesto que podría sumarse a otros cambios de hábito para prevenir la pérdida de la memoria. Llegar a resultados positivos con estos tratamientos implicaría un avance importante en la medicina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *