Cosas a tener en cuenta antes de elegir un nuevo sofá 2 plazas

Rate this post

La compra de un sofá no es una elección que debe tomarse a la ligera, dado que es un mueble fundamental para aportar comodidad y estética en el salón del hogar.

Al momento de comprar un sofá de dos plazas, hay varias pautas importantes a tener en cuenta para elegir el modelo adecuado entre la gran variedad de modelos que hay en el mercado.

Pautas para comprar un sofá de 2 plazas

Un sofá es un mueble esencial en el salón de cualquier hogar, por eso, las personas deben elegir con acierto entre la gran variedad de modelos que hay en el mercado.

Los sofás de 2 plazas son los más adquiridos por su versatilidad y capacidad de adaptarse a los espacios del hogar. Si se va a cambiar el sofá de casa por uno nuevo, se recomienda seguir las siguientes pautas para facilitar la comparación y elección del sofá.

1.      Tener en cuenta el tamaño

Un sofá de dos plazas se caracteriza por ser compacto y cómodo, por lo que no ocupará mucho espacio en el salón de la vivienda. Sin embargo, es recomendado medir con anterioridad la estancia para saber qué tanto espacio hay disponible para colocar el sofá.

Hay que medir el espacio dejando varios centímetros adicionales, dado que las medidas indicadas por el fabricante son aproximadas. De igual manera, se necesita de más espacio si es un modelo de asientos deslizantes, respaldo reclinable o reposapiés que se elevan.

Por lo general, un sofá de 2 plazas mide entre 1.65 y 1.80 metros de largo, una medida que se debe comprobar a la hora de comprar.

2.      Mejor relleno en el sofá

Los almohadones deben contar con un relleno de calidad para brindar un mayor confort durante su uso. La densidad de la espuma recomendada es de 30 cm, dado que tarda menos en deformarse, y una menor medida, hará que el sofá pierda más rápido su comodidad.

Aunque hay modelos con plumas que ofrecen un buen confort, pero se apelmazan con facilidad y pierden su forma con el paso del tiempo.

Lo mejor es combinar la espuma y las plumas, incluso la fibra de poliéster, dado que ofrece una mayor estabilidad, resiste mejor el uso frecuente sin perder la forma y la comodidad es óptima.

Lo normal es que el respaldo sea más blando que el asiento, por lo que es normal que ambos lados presenten una diferencia notable.

3.      Diseño ergonómico

La ergonomía es fundamental es un sofá de dos plazas, dado que asegura un mayor confort, y una mejor postura.

Cuando se elige un modelo, se debe comprobar que las caderas no se hundan más que las rodillas, y que la zona lumbar quede protegida al sentarse. El reposabrazos del sofá de dos plazas tiene que estar a la altura del codo para garantizar una mayor comodidad.

4.      Material de tapicería

Otra pauta esencial es el material de tapicería, ya que se encarga de evitar que el relleno y la estructura del sofá se desgaste con rapidez por los cambios de temperatura, o por la humedad a la que se exponga.

Si se elige el cuero, se tiene mayor resistencia a los rayos del sol, pero con el tiempo se termina por fraccionar. Lo ideal es comprar un sofá de telas con base de lino o algodón, gracias a que son transpirables y se mantienen intactas con el paso de los años.

Por otro lado, si el sofá cuenta con fundas, resulta más sencillo de limpiar y de cambiar su aspecto, una buena opción al tener niños, dado que se eliminarán las manchas con más facilidad.

Otra tapicería recomendada es la que emplea la tecnología Aquaclean, cuenta con un tratamiento que ayuda a limpiar las manchas con más facilidad.

5.      El color correcto

La estética juega un papel importante en la elección del sofá de dos plazas, ya que influye en la decoración del salón de la vivienda.

Los colores blancos son perfectos en un espacio pequeño, gracias a que son más ligeros visualmente, generando una sensación de amplitud. Los tonos oscuros saturan más la decoración, pero aportan una gran elegancia.

En el caso de elegir estampados, se puede reducir más la visibilidad del desgaste por sus diseños. Lo ideal es que el color o los estampados combinen con el resto de los muebles, elementos decorativos y con el tono de las paredes, de esta manera la estética es más armoniosa.

¿Por qué comprar un sofá de dos plazas?

El sofá de dos plazas es una excelente inversión para el salón del hogar, principalmente si se cuenta con un espacio reducido y se busca una óptima comodidad. Al contar con dos plazas, encaja muy bien en cualquier espacio, sin afectar la funcionalidad en el resto de la estancia.

Aunque su diseño es más compacto, ofrece un excelente confort, ideal para esos días de mucho cansancio. Hay modelos con un sistema de relax que permite reclinar el respaldo y levantar el reposapiés.

Ante la gran variedad de diseños y formas, así como de colores y estampados, se adapta fácilmente con el resto de elementos decorativos.

Siguiendo estas pautas, resultará más sencillo comprar el mejor sofá de dos plazas para el salón del hogar, consiguiendo un mueble que aporte comodidad y estilo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *