conspiracion lunar apolo 11

Las conspiraciones lunares son historia

Como se ha dicho y repetido por todos los lugares, este verano se han cumplido cuarenta años de la llegada del hombre a la Luna en la misión Apollo 11, lo que constituyó el mayor logro jamás llevada a cabo por el ser humano. Sin embargo, la apabullante magnitud del evento provoca que muchas personas, empeñadas en poner de manifiesto la pequeñez del ser humano, se cierren en el empeño de que esta no es más que una de las conspiraciones lunares que existen, no fue más que un engaño, una conspiración llevada a cabo por los EEUU para dejar en mal lugar a la URSS durante la Guerra Fría.

Las conspiraciones lunares no es nada nuevo

Si bien, la mayor parte de los argumentos de los conspiranoicos se desmontan con unos conocimientos básicos de física, en la sociedad en la que vivimos eso es algo que no todos tienen. Por eso, es gratificante encontrarse en las librerías ejemplares como el libro que hoy voy a comentar: “La Conspiración Lunar ¡Vaya Timo!” de Eugenio Fernández Aguilar.

Si bien ya conocía las excelentes dotes divulgativas de Eugenio gracias a su blog “Ciencia en el XXI, Mirando con la Mente”, debo confesar que comencé a leer el libro con cierta precaución debido a la línea editorial que sigue.

He de decir que, en ciertos aspectos, no estoy de acuerdo con las argumentaciones de la “Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico” y que otros títulos de la colección como “La Religión ¡Vaya Timo” provocaban en mí el miedo de que lo que podría ser divulgación científica cayese en la ofensa barata y en la ridiculización del contrincante.

Sin embargo, la excelente didáctica de Eugenio apartó todas mis dudas en cuanto terminé la introducción.

Con un estilo desenfadado y obviando las referencias a contenidos densos y soporíferos, este físico sevillano sienta argumentos suficientes como para callar la boca al más elocuente de los conspiradores.

Eugenio Fernández Aguilar nos explica las conspiraciones de la ciencia

la conspiracion lunar vaya timoDurante poco más de centenar y medio de páginas, Eugenio disecciona y realiza la autopsia a cincuenta de las más famosas hipótesis conspiradoras de la ciencia, abarcando temas como los ángulos de sombra en las fotografías o las (inexistentes) condiciones climáticas de la Luna, que provocan que el comportamiento de los gases expelidos por el módulo lunar se comporten de manera bien distinta a la que dicta la experiencia terrestre.

Como ingrediente adicional a los desmentidos, nos encontramos, en las páginas finales, un último capítulo dedicado a mostrar diez pruebas irrefutables de la llegada del hombre a la Luna, entre las que se enumeran muestras de rocas, archivos fotográficos u observaciones automatizadas posteriores.

Incluye Eugenio también, quizás como guiño a tantos autores que día a día luchan por el mismo objetivo que busca esta publicación, las ya de rigor experiencias de algunas personalidades en el campo científico español durante el alunizaje de 1969.

“La Conspiración Lunar ¡Vaya Timo!”

Resumiendo, en “La Conspiración Lunar ¡Vaya Timo!”, encontramos un libro de cabecera para empuñar ante todos aquellos familiares y amigos, que se han dejado engañar por los conspiranoicos lunares; escrito con una sencillez y una capacidad de transmisión propia de los mejores divulgadores internacionales, como es habitual en Eugenio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *