Los primeros síntomas que pueden hacer sospechar del Alzheimer

sintomas-del-alzheimer

Cuando llegamos a una edad mayor, quienes nos rodean pueden llegar a naturalizar el hecho de que nos olvidemos de la fecha de cumpleaños de algún ser querido, que creíamos imposible de olvidar.

Síntomas del Alzheimer

También podemos llegar a no recordar algún tipo de información que se nos ha proporcionado recientemente y dejarlo pasar, como si esto fuera meramente un síntoma de la edad.

Aunque no nos parezca y queramos negarlo, este tipo de olvidos involuntarios suelen ser el comienzo de la enfermedad de Alzheimer, algo que afecta a más de un millón de personas solamente en España y a cientos de millones alrededor del mundo.

En algunos casos no se tiene en cuenta, pero es muy importante su detección temprana para que los profesionales sepan cómo tratar el caso en particular, acorde a lo avanzada que esté la afección.

Hay una base en la medicina de todo tipo que tiene que ver con que, cuanto más rápida y temprana sea la detección, más efectiva serán las formas de combatirla y más aún si anteriormente se han llevado a cabo las formas de prevención particulares.

En el siguiente artículo te contaremos cuáles pueden ser los primeros síntomas de esta enfermedad que afecta a muchos, para que las sospechas de la posibilidad de padecerla haga que consultes con profesionales cuanto antes, además de presentarte diferentes mecanismos de prevención, para no llegar a ella.

¿Qué es el Alzheimer?

Muchas veces escuchamos hablar acerca de esta enfermedad e incluso escuchamos a gente decir que la padece porque se olvida algún tipo de información, como si fuera una broma, aunque ciertamente no lo es y es algo que debemos tener en cuenta para su rápida detección.

El Alzheimer es una de las formas más comunes de demencia que podemos padecer los seres humanos, siendo la causa de entre un 60 y un 80 por ciento de los casos de esta que se registran, que suele causar diferentes tipos de inconvenientes en nuestro comportamiento, nuestro pensamiento y fundamentalmente en nuestra memoria.

Solemos tener en nuestras rutinas diarias diferentes tipos de comportamiento, apelando constantemente a nuestra memoria para resolver determinadas tareas, por lo que el inicio de un proceso de Alzheimer significa una alteración significativa en lo que son las actividades que realizamos en nuestra cotidianeidad.

Desafortunadamente, cuando hablamos de Alzheimer hablamos de una enfermedad progresiva, que comienza con leves periodos en los que la memoria no nos funcionará y esto empeorará hasta un punto de hacer difícil nuestra comunicación y variará nuestro comportamiento con respecto al entorno que nos rodea.

Para esta afección hasta el momento no existe una cura así como tampoco una forma de detener el avance de la misma, pero sí existen diferentes tipos de tratamientos y disciplinas a llevar a cabo para que la evolución de esta suceda de manera más lenta y para ello, entre las cosas más importantes se encuentra la detección temprana, para comenzar con los pasos a seguir para ralentizar de manera considerable los síntomas y de esta manera tener una mejor calidad de vida.

Primeros síntomas del Alzheimer

Pérdida de la memoria

Uno de los primeros indicios de que nos podemos encontrar frente a un caso de Alzheimer es el olvido de las cosas que nos han pasado recientemente. Una persona que nos pidió determinada información y al poco tiempo nos la vuelve a pedir o nos la pide varias veces de manera repetitiva puede llegar a estar frente al comienzo de la enfermedad.

En estos casos y a diferencia de una distracción normal causada por la vejez, que se puede manifestar no recordando determinada situación, pero recordándola en poco tiempo.

Dificultad para realizar tareas cotidianas

Llevar a cabo el mantenimiento de una casa implica múltiples tareas que realizamos sistemáticamente y la dificultad para desarrollarlas puede ser la puerta a la enfermedad de Alzheimer.

De esta manera, una persona con los primeros síntomas puede llegar a no recordar cómo llevar las cuentas del mes, puede llegar a presentar determinadas dificultades para manejar números y puede experimentar trastornos en la concentración.

Las dificultades de los mayores para utilizar aparatos tecnológicos pueden ser síntomas normales del paso del tiempo, pero por ejemplo, no recordar el camino de un trayecto que realizamos a diario o no recordar las reglas de un deporte que practicamos durante toda nuestra vida, pueden ser las primeras señales de la presencia de esta enfermedad.

Dificultades para comunicarse

Lo que anteriormente eran conversaciones fluidas con esa persona, ahora se puede convertir en charlas que se detendrán, con algún tipo de dificultad para continuarlas, o un tiempo de silencio para buscar la palabra correcta que sigue para completar la oración del concepto que estaba exponiendo.

El vocabulario en todo sentido también puede verse afectado, no encontrando la denominación adecuada de objetos que incluso tiene en su propia mano.

Inapetencia en general

Es muy factible que la persona que experimenta los primeros pasos de un Alzheimer, comience a suspender todas las actividades sociales que formaban parte de su vida, como puede ser salir con amigos o encuentros en determinados foros para realizar los pasatiempos que mayores alegrías les traían antes de padecerla.

También estas personas experimentarán desganos para realizar deportes que quizás antes realizaban sin ningún problema.

Cambio de personalidad

Se puede ver a la persona con principio de Alzheimer deprimida y con mucho temor frente a situaciones que antes hubiesen afrontado de manera normal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *