Diferencia entre responsabilidad civil contractual y extracontractual

Seguramente habrás leído sobre la responsabilidad civil, la obligación que existe de reparar los daños causados a terceros, pero es una cuestión que va un poco más allá y que vale la pena conocer más a fondo.

Diferencias que existen entre la responsabilidad civil contractual y extracontractual

Dentro de la responsabilidad civil se tiene que reconocer que es una obligación que puede ser contractual o extracontractual, lo cual data desde el Derecho Romano, pero que hoy en día es protegido en el Código Civil, en sus artículos 1902 y 1903.

Aunque la mayoría de las personas conocen muy poco sobre la responsabilidad civil en general, no saben diferenciar entre cuál es la contractual y la extracontractual, por lo que en este artículo estaremos analizando las características de cada una, pero sobre todo en qué forma se pueden diferenciar.

Si te interesa saber más sobre un tema tan interesante como este, continúa leyendo este artículo, donde te daremos todos los detalles que necesitas conocer al respecto.

Responsabilidad contractual

  • Comencemos con la responsabilidad contractual, ya que se refiere a la obligación que tienen de indemnizar aquellas personas que hayan causado daños o perjuicios por el incumplimiento de sus obligaciones, ocasionado por su negligencia o morosidad.
  • Teniendo en cuenta lo anterior, para que pueda proceder una indemnización de daños y perjuicios por culpa de una persona que no cumplió con sus funciones como debía, se debe cumplir con algunos requisitos como:
  • Que previamente haya existido una obligación de la persona, que el incumplimiento haya sido a falta de una causa mayo o caso fortuito atribuido principalmente a la negligencia de este, que existiera un perjuicio real ocasionado y que exista un nexo entre la conducta de la persona y el daño causado.

Responsabilidad extracontractual

  • En el caso de la responsabilidad extracontractual, esta se refiere a la obligación que tiene una persona de indemnizar los daños y perjuicios que fueron ocasionados a un tercero, debido a alguna actividad que este realizaba y que era ajenas a quien resultó lesionado, como puede ser la conducción de un coche o una actividad laboral.

Diferencias entre ambas responsabilidades

Ya con una idea de lo que son cada una de las responsabilidades mencionadas, podemos conocer más en detalle las diferencias que poseen estas y que te dejamos a continuación.

Regulación

  • Como primera diferencia nos encontramos con que estas responsabilidades se encuentran reguladas por artículos distintos.
  • En el caso de la contractual, se halla regulada por los artículos 1101 y ss CC, mientras que la extracontractual está regulada dentro del capítulo sobre las obligaciones referentes a la negligencia o la culpa, según los artículos 1902 y ss CC.

Distribución de la carga de la prueba

  • Para la responsabilidad contractual solo se tiene que probar la preexistencia de la obligación y el daño que se ha producido por el incumplimiento de funciones de una persona, mientras que en la responsabilidad extracontractual se tiene que probar la culpa del acusado y que exista un nexo entre con la acción u omisión de este con el daño ocasionado.

Origen

  • También poseen como diferencia el origen, ya que en la responsabilidad contractual debe existir una condición jurídica preexistente entre las partes, que podría resumirse en un contrato u otra relación jurídica que permita un medio específico de resarcimiento, algo totalmente distinto en la extracontractual, ya que ahí la culpa está fundamentada si existe un daño, sin importar que no haya una relación jurídica entre las partes.

Capacidad exigida

  • Ahora, en la responsabilidad contractual se eximen a quienes sean menores de edad emancipados y a los incapaces, tal como se establece en el artículo 1263 CC y que entró en vigor en 2015.
  • Pero en la extracontractual es distinto, ya que ahí sí puede atribuir la responsabilidad a los menores emancipados o incapaces.

Plazos de prescripción

  • Los plazos de prescripción también se diferencian en ambas responsabilidades, ya que en el caso de la contractual, esta prescribe en un plazo general de 5 años, según el artículo 1964 CC, aunque anteriormente prescribía en 15 años.
  • En el caso de la responsabilidad extracontractual, esta prescribe en el transcurso de 1 año, tal como está previsto en el artículo 1968.2 CC.
  • Aunque se tratan de diferencias muy evidentes, ambas responsabilidades poseen puntos de coincidencias que se basan en el principio fundamental de indemnizar el daño que se ha causado al perjudicado, donde se aplican distintos preceptos para conseguirlo.
  • En todo caso, ambos tipos de responsabilidades son importantes para que la sociedad pueda seguir desarrollándose en condiciones más justas, donde quienes ocasionen algún tipo de daño o perjuicio a otro los indemnicen como corresponde, y no que queden a la deriva en ese sentido.

Seguros de responsabilidad civil

  • Con el objetivo de prevenir cualquier tipo de situaciones, sean contractuales o extracontractuales, la mayoría de las personas están optando por contratar un seguro que pueda hacerse cargo de todo lo que se refiere a la indemnización de terceros, ya que puede resultar más económico tener un seguro de este tipo, a tener que enfrentarse por sí solos cuando se dé una situación como esa.

Existen muchas empresas que ofrecen seguros de responsabilidad civil, algunas de ellas solo contractuales, otras ofrecen ambos, pero lo importante es que opciones no te van a faltar y ahora que conoces las diferencias entre ambos tipos de responsabilidades, podrás seleccionar la que más te convenga o que desees tener para prevenir cualquier situación de emergencia en el futuro.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *