Germanwings, radiografía de una aerolínea ‘low cost’

Germanwings
Rate this post

Siempre se ha dicho que es más seguro viajar en avión que en cualquiera otro medio de transporte y, dentro de este segmento, las aerolíneas de low cost se encuentran entre las aerolíneas más seguras del mundo, según el ranking internacional de seguridad aérea, que elabora de forma periódica la oficina alemana JACDEC (Jet Airliner Crash Data Evaluation Centre). De hecho, el accidente del avión A320 de Germanwings, que cubría el trayecto Barcelona-Düsseldorf es la primera tragedia de este segmento de aerolíneas de bajo coste.

Un suceso que “no afectará en el negocio de la aviación, ni en el crecimiento de las compañías low cost; a pesar de que sí que perjudicará en la notoriedad y el valor de la marca”; argumenta Josep-Francesc Valls, profesor de marketing de Esade, quien matiza que este caso es diferente del caso Spanair: “La compañía española quedó herida de muerto con el acontecimiento del 2008 al Aeropuerto de Barajas, pero a diferencia de Spanair, Germanwings está en manso de Lufthansa, una compañía muy fuerte en temas de seguridad.

Germanwings, filial de bajo coste del grupo alemán Lufthansa, es una de las aerolíneas de mayor crecimiento en España. Creada en 1997, en el contexto de la liberalización aérea en Europa, opera quieres regulares desde 2002. Como el resto de las antiguas aerolíneas, Lufthansa trabaja desde hace años en su reestructuración creando filiales de bajo coste que operen al margen de la matriz – Germanwings y Eurowings en este caso-. “Con la liberalización del sector, la mayoría de las compañías se plantearon un nuevo modelo de negocio, para amortizar el servicio, ampliar el número de clientes y en definitiva reducir sustancialmente los costes”, recuerda Valls.

Cómo ahorran costes?

Teniendo en cuenta que las aerolíneas de bajo coste están sujetos a las mismas normas de seguridad que las tradicionales, como reducen los costes? Según Valls, un primer punto es alquilar los aviones, en lugar de comprarlos. “Esto significa que las compañías de bajo coste sólo pagan un leasing, sin tener el compromiso de amortizar el aparato”. Además, todos los aparatos que utilizan son un único modelo, “con el que reducen drásticamente los costes de tecnología y mantenimiento”.

Finalmente, reducción en costes de personal: “Al atardecer todos los trabajadores vuelven a la base, esto implica que todos los gastos generales de dietas, traslado, etc, se reducen a cero, y evidentemente también se reducen los salarios”. Adicionalmente se ponen más butacas a los aparatos: “Si en un avión caben ‘x‘ asientos, en una aerolínea de bajo coste caben un 20% más”.

El éxito de una compañía low-cost

Lufthansa transfirió oficialmente a la filial en 2012 todas sus rutas europeas menos las que opera desde Frankfurt y Munich. El 2014, Germanwings transportó 1,9 millones de pasajeros en España, cosa que supuso un crecimiento del 67,9% respecto al año anterior. Esta cifra situó Germanwings entre las 20 primeras compañías por número de pasajeros transportados en España.

“A comienzos de la etapa low cost se pensó que este servicio iba dirigido a un consumidor de renta más baja; pero alrededor del 2005 ya se vio que las compañías de bajo coste ocupaban un segmento importante tanto del turismo de negocio como del turismo de vacaciones. El perfil de pasajeros del Airbus accidentado es un ejemplo de esta composición: desde directivos hasta estudiantes”, puntualiza Valls.

La filial low cost de Lufthansa ofrece actualmente quieres en ocho ciudades de España —Barcelona, Madrid, Valencia, Ibiza, Bilbao, Málaga, Jerez de la Frontera y Palma de Mallorca—. España es el tercer país con más frecuencias de Germanwings, sólo superado por Alemania e Italia.

Germanwings opera más de un centenar de vuelos de Europa, norte de África y Oriente Próximo. La flota de la aerolínea está compuesta por 58 aeronaves en activo, de las cuales 43 son Airbus 319 y 15 Airbus A320, como el que ha sufrido el accidente. La edad de la flota oscila entre los dos y los 24 años. De hecho, recientemente había sido nominada a los premios de mejor compañía low cost por parte de la publicación internacional Air Transporte News.

Todo y las buenas cifras de crecimiento de su low cost, los beneficios de la compañía madre cayeron el 2014 un 11%, hasta los 252 millones de euros. Lufthansa ha afrontado severas jornadas de huelga por parte de sus pilotos que se manifestaban para expresar su malestar por los sistemas de jubilaciones de la compañía y para mostrar la resistencia de la plantilla contra los planes de su empresa, determinada a reforzar sus filiales de bajo coste.

Las consecuencias a la bolsa

perdidas lufthansaLa aerolínea alemana Lufthansa consiguió frenar las fuertes caídas de sus acciones registradas después del accidente aéreo y cerró la sesión con un descenso del 1,56%. En concreto, las acciones de Lufthansa se situaban al cierre de los mercados europeos en los 13,565 euros, hecho que supone un 1,56% menos en comparación con los 13,780 euros en qué concluyó lunes.

Aún así, durante la jornada los títulos de la aerolínea alemana registraron fuertes caídas, y se han llegado a situar en los 12.960, hecho que supone una caída máxima del 5,95%.

Por su parte, las acciones de Airbus se han recuperado de los descensos de hasta el 3% registrados a lo largo del martes y han cerrado con ligeras subidas a las Bolsas de Frankfurt y de París. Los títulos de Airbus cerraron en el parqué alemán a los 60,26 euros, hecho que supone un 0,35% más que el cierre de lunes. Aún así, durante la sesión han llegado a caer hasta los 58,12, un 3,2%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *